miércoles, 29 de diciembre de 2010

Mil razones

Sólo un respiro en tu boca me bastaría para poder resurgir entre la marea revuelta,

recuperar la sonrisa, recobrar la luz del amanecer de mi corazón.

Fortalecer la sustancia que algún día te regalé, tuviera el poder de recrear en tu mente las caricias estelares

que volaran por tus sueños, esperando que el brillo de tus ojos regresara, para reflejarse en mis pupilas

MEMR

Madre:

Gracias por haberme concedido la oportunidad de vivir,

gracias por tus consejos, por haberte robado mil desvelos,

por haberme dado lo mejor de tu experiencia,

por haberme formado, apesar de los obstaculos que la vida nos interpuso

te doy gracias por seguir adelante, por levantarme ...

Recordándote, con respeto a tres años de tu partida.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Ilusión

Pruebas de la vida que impulsan con situaciones adversas, esperar que la ilusión y el destino nos lleven a la senda  que nos corresponde, desear que la llegada de cada día lograra que las sombras se evaporen y que prevalezca la ansiada luz.











Mataz.mp3

sábado, 18 de diciembre de 2010

Batallas e ilusiones

Recordemos  las batallas que tuvimos que pelear para estar aquí, demostrando  que la fuerza nos alcanzó para ésto y más.


Rescatar las ilusiones del pasado, los dibujos de la infancia y  afrontar a cada paso el presente.


Fueron tiempos difíciles, donde la esperanza estaba sumergida en campos aparentemente infértiles, se llevaron muchas de nuestras primaveras y los inviernos parecían no acabar.

Aún así, estamos frente a frente, cobijados por las nubes nocturnas, matizando las perlas de la luna  que reflejan en nuestras miradas tristes, ansiosas de sentir el calor del sol.

Hoy respiro tus miedos y trato de comprenderlos, se envuelven las emociones en mi sentir. Sin embargo te pediría que sigamos luchando, que tomes con fuerza las palmas de mis manos y demos un respiro a la vida, que nos espera, porque el destino, así como la marea de la vida, nos trajo hasta este universo de coincidencias.

No dejes que la inconstancia se adueñe de tus sueños, ni permitas que nada cubra las tonalidades de la vida, demos otro respiro y percibamos la materia que intangiblemente emana de nuestros corazones, dejemos que arrope nuestra alma y le permita salir como cada noche en búsqueda de nuevas ilusiones; que no se pierdan en lamentaciones  y que cada madrugada limpien nuestra inocencia iluminada, que nos permita regresar a este lugar y recuperar nuestra capacidad de sonreír, contagiándonos de felicidad al amanecer.

Free website counter

jueves, 16 de diciembre de 2010